Las trampas de los supermercados


Los supermercados tienen la forma de hacernos gastar más y hasta echar en nuestro carrito artículos que no son esenciales. Por eso tienes que estar muy pendiente cuando vas de compras para que no termines malgastando y desperdiciando víveres.

Estos son los nueve trucos más comunes que los supermercados emplean para hacerte gastar más:

1. Olores deliciosos
Entras al súper y rápidamente te envuelve un rico olor procedente de la repostería o del deli. Eso podría hacerte desviar a estas secciones que posiblemente ni se encontraban en tu lista. Estos alimentos preparados suelen ser más costosos. Algunos establecimientos han admitido que utilizan rociadores con olor a comida. ¿Una solución fácil? Nunca vayas de compras con el estómago vacío y adhiérete a tu lista.

2. La distancia
Usualmente los artículos de primera necesidad o básicos son los que más distantes se encuentran de las puertas y en extremos opuestos. ¿Acaso has visto pan, mantequilla y leche justo en la entrada? Esto no es casualidad, los supermercados te obligan a recorrer el local entero en busca de lo que necesitas, pero en el camino sueles añadir una que otra cosa a tu canasta. Si sólo te hace falta leche, por ejemplo, sales mejor deteniéndote en la gasolinera o el mercadito más cercano que usualmente cobra unos centavos más. En busca de la economía, podrías comprar cosas que no necesitas.

3. Las esquinas no son tus amigas
Al inicio o final de cada góndola, siempre se encuentran artículos que parecen estar en venta, pero que en ocasiones no significan grandes ahorros. La administración del supermercado espera que al ver una variedad de cereal justo en frente, dejes tu búsqueda y te conformes con el que está fácilmente accesible y que parece estar en precio especial. Pero aunque tienen letreros y señales, no significa que estén mucho más baratos. Da esos pasos extra hasta llegar al producto de tu preferencia y compara. Si tienes un Smartphone, puedes verificar el descuento en sitios como couponsherpa.com.

4. Al alcance de los mejores precios
La ubicación de los productos no se da por casualidad, cada compañía paga buen dinero por la mejor colocación en los estantes, especialmente esos que apelan a los niños y que se encuentran más bajos, al nivel de su vista. Antes de agarrar lo primero que veas, compara los productos.

5. Perdiendo con los perdedores
Existe una razón por la cual los supermercados anuncian precios más bajos en la leche, el pan y otros básicos. Estos productos son bastante baratos de por sí y las tiendas utilizan las baratas para lograr que visites y luego recuperan el poco margen de ganancia – porque nunca pierden – con artículos de mayor valor. Los especiales siempre son atractivos, pero fíjate bien que otros artículos que necesites tengan precios igual de competitivos.

6. Juegos de números
Ya sean ofertas de 10 por $10 ó 2 por $5.00, compre uno y el otro gratis, estos carteles y anuncios están diseñados para confundir al consumidor. Haz tu matemática y decide si realmente necesitas dos enormes potes de mayonesa porque están a 2 por $6. Compara el precio por unidad con otros artículos que no estén en especial y haz la mejor compra.

7. Envolturas llamativas
Las envolturas de productos suelen ser brillantes y llamativas, muchas veces con mucho amarillo y rojo, porque estos colores atraen la vista. Entre los empaques y las luces de las tiendas, el ir al súper puede provocar una migraña. Procura comprar productos de marcas genéricas, que no invierten tanto en su empaque y presentan precios más competitivos. Compara el precio por unidad de la marca de la tienda con esa del empaque llamativo y haz tu selección basada en eso.

8. Súper tamaño puede significar menos valor
Más grande no es siempre lo mejor, particularmente cuando un manufacturero aumenta el tamaño de un empaque mientras el contenido se hace más pequeño. Esta práctica se ha vuelto muy común en los últimos años porque nadie en realidad revisa si la caja o lata vinieron llenas hasta arriba. Compara esas cajas que reclaman tener “30% más gratis” con otras.

9. La línea para pagar es la última oportunidad del supermercado
En la cola para pagar se encuentra una gran variedad de productos que podrían provocar compras compulsivas. Desde chocolates y goma de mascar hasta revistas y paquetes de píldoras tamaño viaje, eres audiencia cautiva para estos productos que posiblemente no considerarías en otras circunstancias y que no se encontraban en tu lista original.

vía Las trampas de los supermercados – celebra.

Acerca de Rafael Quintana

Con ganas de compartir y de aprender
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s